Cuaderno de anotaciones

Blog de textos ilustrados de Tomás Hache

Al final del día

Las horas parecen eternas, pero luego al final del día sientes que la vida se te va a toda velocidad.

Anuncios

Trampas

Cuando empiezas acostumbrarte a la soledad vienen personas que te despiertan el deseo de ser humano otra vez.
La vida te tiende trampas para que recuperes la fe de nueva cuenta, para que vuelvas a soñar con la posibilidad de la perfecta belleza y la cruel caída al abismo cálido de una piel.
No tengo remedio, viene a mi mente tu voz ofreciéndote nueva vida, veo tus manos que juegan con un cigarrillo, siento tus pechos que se mueven y respiran serenos, y yo tratando de no verte fijamente, tratando de no perderme en tus pausas al hablar.
Nunca antes ví alguien como tú que observara el mundo sin temor a enamorarse.
Nunca antes ví a alguien tan tranquila al ver morir una alma solitaria.
Este buscador de tesoros olvidó el mapa y no sabe si seguir buscando o declararse perdido en medio del mar de su boca y en la tormenta de sus ojos.
Habrá que volver a mirarse al espejo y encontrar a un ser humano otra vez.

Acompañado

Las noches las paso mejor al menos cuando te recuerdo.

Cuando pienso en ti estás aquí.

Nada se pierde si nada se tiene, nada se gana si nada es digno de recordar.

2016-11-16-18.53.33.jpg.jpg
wp-image-1837386675jpg.jpg

Porqué

Por qué tantos rodeos?
Por qué tanto temor?
Por qué simplemente no nos decímos que es lo que queremos uno del otro?
Por qué simplemente no nos confesamos nuestros sentimientos más inmediatos y hacemos todo lo que nos dicten nuestras ganas, sin rodeos, sin pudor, sin culpas.
Porqué no solo hacemos caso a nuestra naturaleza?
Por qué no estamos ahora mismo juntos?
Por qué no estamos besandonos?
Por qué no estamos haciendo el amor?
La vida se nos está acabando y pudieramos estar abrazados y pensando en todo lo que seríamos capaces de hacer.
Pero no, prefieres estar ahí sola, pensando en el hombre ideal, en tu principe azul, cuando aquí estoy yo, yo tu error de juventud, tu hombre equivocado, tu desliz, yo, sencillamente yo.
Por qué tantos problemas?
Ven y seámos felices una noche o dos o tres, que el amor es algo a lo que pudiéramos jugar cualquier día, si tu quisieras.

Amores en voz baja

Hay amores de los que no hablaran los poemas, hay amores que se quedarán en la oscuridad como estatuas olvidadas, esos amores que tardan en encontrar su lugar porque viajan a un ritmo diferente que el resto del mundo.

Hay amantes que buscan cortar sus alas porque las caídas de tan alto pueden doler hasta matarlos de tristeza.
Hay amantes capaces de quedarse mirando por horas y no hablar
aunque sepan que una tierna palabra puede sanar sus heridas más profundas.

No se que camino tomé cuando me hablaste y decidí ir, no se a que destino aposté con mi silencio en cada despedida, pero de este amor nadie sabrá, de este amor no hablarán los poemas, de este fuego solo las cenizas servirán para dibujar estrellas en el día.

Hay amores de los que el poeta evitará hablar, esos amores inmóviles que coronan tumbas de viejas pasiones, esos amores que sirven para sonreír satisfechos,
amores para guardarse en vitrinas de recuerdos, amores de los que nunca hablarán los poemas.

Arte y amor

Muy seguido caigo en cuenta que mi relación con el arte guarda muchas similitudes con mis relaciones sentimentales.

A el arte como a el amor lo sueles encontrar donde menos lo esperas, incluso cuando estas decepcionado de buscar o después de intentos fallidos.

A el arte como a el amor no parecen importarle tus planes, siempre te arrastran hacia donde ellos quieren haciendote creer que tu diriges el rumbo de las cosas.

En el arte como en el amor existen dudas y hay temor a equivocarse, siempre se están tomando decisiones por eso a menudo solemos engañarnos pensando y/o creyendo que nos hemos encontrado con el verdadero, con el genuino, pues sería desastroso saber que no es así.

Y cuando llega a pasar que te equivocas de elección y tienes la necesidad de cambiar de arte y de amor, habrá quienes véamos con gratitud el pasado pues ha sido parte de nuestra formación pero también habrá quienes no quieran saber más de lo anterior pues no soportarán cargar con sus errores.

Y desde luego tanto en el arte como en el amor creo que nunca terminará uno de aprender y sorprenderse.

No es tiempo

Es demasiado temprano para pensar en cortarle las alas a mi insomnio,
me avergüenza creer en los posibles sueños que se quedarán guardados
mientras mis fantasmas se queman en mi estática tumba de todos los días,
no es tiempo de lanzar al viento las ultimas cenizas de la esperanza que muere.

Fotos

Fotos
Vi una foto donde estabas con tu novio, el se veía feliz, tu te veías feliz.
Yo me sentí miserable.

Parcas respuestas

¿Que son 25 años de luces y sombras, de belleza y dolor, de risas y conflictos? son el dia, la tarde y la noche en una vida que apenas comienza, de esa vida a la que no pude mantenerme a flote y ahora soy naufrago.
Lamento mucho no estar a tu lado viendo películas, comiendo pastel y arreglando el mundo, pero se que estarás rodeada de amor y de cosas en que pensar.
Tu cumples un cuarto de siglo en la tierra buscando estrellas caídas y mi vida hace un lustro que cambió sin remedio, ¿que puedo hacer? buscaré en el fondo del laberinto pedazos de cielo que han caído y los guardaré en forma de garabato en mi cuaderno y de ese modo recordarte.
Podría seguir mostrandote lo absurdo que ha sido la vida sin ti pero ya he dejado de lado los discursos largos.

Tatuaje

Hubo una muchacha que se hizo tatuar en el vientre:
“prohibido anunciarse aquí “.

Sin culpar a nadie

Uno no puede culpar a quienes te obligaron a escribir, no debemos maldecir a quién por sus actos, hoy dedicas un tiempo a sacar lo que sientes.

Más bien da gracias por todas las horas perdidas, por esas noches en vela, por los desencantos, por las decepciones y por los sueños que no fueron.

Aprende a ver con gozo a los fantasmas de esos amores imposibles, bailando con la música alta, moviendo sus cabellos al viento e ignorando tu presencia, haciendo como que no te ven, como que no existes, como que no importas.

Acaba tu cerveza de un sorbo, aunque ese último trago te sepa a amargura y camina entre la lluvia de carne jóven, respirando sus ansiedades y su falsa alegría.

Sonríele a tu destino, que este no sepa que te ha jodido y piensa en el silencio obscuro y tibio de tus cobijas que al final te abrazaran.

No culpes a nadie, no lo hagas jamás.

Confiar

Mi corazón se vuelve delator…
Me caigo bien porque no se puede confiar en mi.

Nacer

Todo lo que he aprendido contigo lo intenté olvidar cuando lo escribí
podré morir cuando prenda fuego a mis cuadernos,
habré dejado espacio para volver a nacer.

Años luz

Tan inmenso el universo
y tan pequeños nuestros asuntos.

Años luz de distancia para llegar a la próxima estrella
y apenas unos centímetros nos separan a los dos.

Tan inmenso el universo
y no poder robarte un beso.

Mientras el espacio se expande
con todo y sus galaxias hacia el infinito
en este insignificante rincón del planeta
alguien se está yendo  a la cama
en la más triste soledad.

En la espera

Image

En la espera

Hay días que pasan muy lento
y noches que parecen nunca haber sucedido
el viento apenas acaricia nuestro presente
y el agua de la lluvia deshace los caminos.

No hay lugar para los pobres de amores
no hay destino para las cartas romanticas
hay tardes que nunca verán el sol
y ni el polvo del olvido va a encontrarlas.

Todos corren sin pensar bajo la lluvia
tratando de escapar de sus propias vidas
cansados de tantos intentos fallidos
ojalá esta noche nunca haya sucedido.

Acuarelas viejas perdiendo su color

La otra noche llegué a mi casa borracho de alcohol y recuerdos,
mareado de brisa nocturna y juguetones pensamientos suicidas.

No se si sería la música que resonaba en mi cerebro
y a mitad de la soledad de mi cama empolvada,
o la abrumadora sensación de abandono a pesar
de estar rodeado del mundo. Pero todo daba vueltas
a partir de mi, toda imágen se alejaba en colores sepia
como si fueran acuarelas viejas perdiendo su color.

No sabría decir si me encontraba de pié mirando a la nada,
tampoco recuerdo si estaba acostado en el piso
pero tuve la sensación de haber pasado horas sin parpadear
o quizá llevaba algún tiempo que dormía y no me había dado cuenta.

Lo cierto es que mis ojos derramaban un torrete silencioso
de lágrimas obscuras que bañaban mi rostro y ahogaban mi voz,
mi voz que trataba de decir tu nombre, que te llamaba e intentaba
hacerte aparecer en medio de las sombras.

Por eso no me extraña que de pronto te materialices tocando a mi puerta
y yo no esté ahí para ir a abrir, porque somos como fantasmas de luz propia
que vagan por las noches de nuestros recuerdos.

La proxima vez que salga para beber tristezas retorcidas en alcohol
dejaré la puerta abierta de mi casa para que entres y me esperes en el cuarto,
aunque viajes a otras tierras, aunque estes con otra gente,
aunque los horarios no coincidan, porque tarde o temprano llegaré
y nos volveremos a ver, porque somos dos gotas de mercurio rodando
en una manta de terciopelo rojo,
porque nuestros atomos siempre buscaran estar juntos.

Colibrí

La nostalgia a veces me encuentra sentado en las polvorientas escaleras de la casa
estoy en medio de los días que huelen a lo mismo y no hay mucho por hacer al respecto.
Los últmos rayos de sol se extinguen al pie de la ventana y me hacen recordar aquel colibrí que se quedó atorado en la ventana de tu cocína esa tarde, cuando todo parecía ir bien pero todo se fué, la pequeña ave resucitó en mis manos,
voló así como nuestro amor que un día sin más ni más decidió escapar por la terraza y solo volver en forma de lágrimas de vez en cuando.
¿donde se ha quedado el calor de la cocina? ya no hay dos platos en mi mesa todo se va como la tarde, todo cede ante el cambio y no podemos culpar a los sueños por hacernos falsas ideas de una vida juntos.
Pero el viento que todo lo arrastra, también acostumbra a llevarse nuestros recuerdos, nuestras lágrimas y mi nostalgia al pié de la escalera.

Inevitable

Image

Inevitable
La belleza no se crea de la nada, todo tiene una razón de ser.
Hay cierta felicidad en el rumor del caer de las hojas que mueren
quemadas por el sol.
Hay una amarga nostalgia en las puestas del atardecer.
Hay una rara sensación de amor en cada traición contra nosotros mismos.
Dios nos olvidó en medio de este dulce fuego inevitable.